Skip to main content
El proyecto Frontier Observatory for Research in Geothermal Energy (Forge) fue diseñado para probar la investigación, nuevas herramientas y tecnologías.

En noviembre de 2018, comenzamos una asociación de cinco años con el proyecto Utah FORGE (Frontier Observatory for Research in Geothermal Energy)(Observatorio Fronterizo para la Investigación de la Energía Geotérmica) en la Universidad de Utah. El proyecto está patrocinado por el Departamento de Energía de los Estados Unidos (U.S. Department of Energy, DOE), con el objetivo de investigar los sistemas geotérmicos mejorados (Enhanced Geothermal Systems, EGS).

La energía geotérmica proviene del calor presente en la corteza terrestre, que se origina del centro caliente y fundido de la tierra. Este calor puede llegar a poca profundidad o a la superficie terrestre en zonas donde la corteza es delgada o está fracturada, o donde hay una importante actividad volcánica (generalmente a lo largo de los límites de las placas tectónicas, como elAnillo de Fuego). Podemos comprobar su poder en espectaculares manifestaciones naturales, como volcanes, géiseres y aguas termales.

Algunas formaciones geológicas subterráneas son permeables, debido a características estructurales como fallas o características rocosas, lo que significa que los líquidos o gases pueden pasar a través de ellas. En estos ambientes permeables, esta energía térmica natural puede ser transferida hacia los fluidos subterráneos y crear yacimientos geotérmicos de alta temperatura.

Actualmente, hacer perforaciones en estos profundos yacimientos (2 km a 5 km) es la única forma en que los Estados Unidos pueden aprovechar comercialmente la energía geotérmica para la generación de energía. Sin embargo, estos sitios son limitados y muchos de ellos ya han sido explotados.

Pero existe otra fuente comercial potencial de energía geotérmica. En las regiones subterráneas donde hay poca permeabilidad, se encuentran rocas calientes y secas, ya que no se pueden formar yacimientos geotérmicos. Los científicos y los investigadores se preguntan cómo pueden convertir esa energía en energía económica y confiable.

Esa es la idea detrás del sistema geotérmico mejorado (EGS), una técnica que aumenta artificialmente la permeabilidad de las rocas en esos entornos subterráneos. (Puede obtener más información sobre este proceso en la Oficina de Eficiencia Energética y Energía Renovable de los Estados Unidos).

El Departamento de Energía (DOE) puso en marcha el proyecto FORGE en 2014, cuando anunció una oportunidad de financiación para el laboratorio de investigación de campo de FORGE, que sería un sitio dedicado para las pruebas de vanguardia del EGS. Las universidades estadounidenses de todo el país presentaron al DOE propuestas para la ubicación de posibles laboratorios. El sitio ganador se encuentra justo fuera de Milford, Utah y fue propuesto por la Universidad de Utah (por lo tanto, se creó el proyecto «Utah FORGE»).

El DOE ha asignado 140 millones de dólares a lo largo de cinco años para el desarrollo y la investigación del emplazamiento. Esta investigación se complementa con otros proyectos de EGS actualmente en marcha, incluido el proyecto de colaboración de EGS, que también apoyamos.

Seequent ha colaborado con un costo compartido significativo (más de USD 300 000) de nuestros productos y también con el apoyo por parte de nuestro personal técnico al equipo del proyecto Utah FORGE. La primera tarea del equipo es utilizar los productos de Seequent para visualizar el subsuelo del emplazamiento de FORGE en Milford.

«En el emplazamiento cerca de Milford, se encuentra el proyecto geotérmico comercial. Se ha investigado desde la década de 1960. Se perforaron muchos pozos en las inmediaciones, y lo mejor de todo es que hay toneladas de datos», dijo Robert. «Pero todo está en diferentes conjuntos de datos. Hemos estado trabajando para tenerlo todo en un solo lugar. Así, podemos empezar a entender la estructura geológica, el flujo de calor, el estrés y las relaciones de permeabilidad en el sitio».

Foto aérea del emplazamiento de FORGE en Milford

Se eligió compaginar todos estos datos en Leapfrog Geothermal, nuestra solución de modelado en 3D para la industria geotérmica. También se utiliza Central, nuestra solución de gestión de modelos para visualizar, rastrear y gestionar los datos geológicos desde un entorno centralizado y auditable. Puede interactuar con el modelo de FORGE a continuación. Utilice nuestra herramienta de visualización web Ver:

«Hay personas de todo el país trabajando en este proyecto», dijo Robert. «Lo que es clave para nosotros es tener la capacidad de integrar a los geocientíficos e ingenieros, al recibir todos sus aportes y asegurarnos de que estén trabajando en el mismo modelo».

«Cuando vi la interfaz de Central, supe que teníamos que utilizarla, simplemente porque tenemos un equipo muy grande y muchos cambios», dijo Robert. «Una sola persona no puede ser un cuello de botella al intentar mantener toda esta información actualizada. Necesitamos tener el control de la información sobre dónde estamos».

Es vital que se interprete un modelo preciso del subsuelo, ya que esto afectará la investigación del EGS. Esto es importante, ya que el EGS tiene el potencial de proporcionar energía limpia, económica y confiable para las generaciones venideras.

Distribución de temperatura y red de fracturas en el emplazamiento de FORGE en Milford (visualizado en Leapfrog Geothermal)

«Con el EGS, podríamos tener acceso a una cantidad de unos cientos a miles de gigavatios de recursos geotérmicos», dijo Robert. «Incluso, si solo pudiéramos aprovechar el 25 % de eso, estamos hablando de una cantidad de veinte a cientos de gigavatios de electricidad, y eso puede suponer una gran diferencia».

Para ponerlo en perspectiva, 100 GW podrían suministrar energía a aproximadamente 100 000 000 de casas en Estados Unidos.

«He estado haciendo esto durante alrededor de 20 años. Y me pregunto qué tipo de legado vamos a dejar a la próxima generación», dijo Robert. «Creo que nuestro equipo podría impulsar el descubrimiento científico, de una manera que podría ser beneficioso a corto plazo. No va a ser fácil. Vamos a cometer errores, estoy seguro. Pero estoy muy emocionado por ver qué pasa».