Skip to main content

¿De qué manera los operadores propietarios del transporte pueden transformar una masa de datos del proyecto en un recurso duradero para una operación de vida útil prolongada y exitosa?

Penny Swords

Director de Seequent Evo en Seequent

Los proyectos de infraestructura de transporte son imanes de datos. Durante la construcción, atraen y requieren grandes cantidades de estos, lo que ofrece el potencial de tomar decisiones más claras, mejores y rápidas. Pero lo más importante es que los datos recogidos pueden ser muy valiosos durante toda la vida útil y el mantenimiento de un nuevo activo, que puede durar muchas décadas.

Desafortunadamente, los procesos utilizados para administrar y analizar estos datos suelen desconectarse y son manuales. Su volumen y variedad son abrumadores y cambian constantemente. A menudo, los datos llegan a un ritmo tan rápido que puede ser difícil comprender la importancia de los cambios que representan, al tiempo que puede perderse el valor de oportunidad de la captura y el almacenamiento de datos.

A medida que los activos de carreteras y ferrocarriles dependen cada vez más de datos y analíticas, ¿cómo facilitamos la convergencia de esos datos para garantizar mejores y más confiables decisiones? ¿Cómo podemos construir ecosistemas conectados que conviertan una masa de datos dispares en valor real para la resiliencia y el funcionamiento?

La función del gemelo digital

Una solución versátil y poderosa para esta avalancha de datos es aprovecharla en forma de gemelo digital: una representación digital de un activo físico que también abarca su información de ingeniería. Reunir los datos en un gemelo digital cohesivo nos ayuda a entender y modelar el rendimiento del activo de una manera detallada y reveladora.

Permite una representación completa de los datos, incluso cuando la naturaleza de esos datos es enormemente variada. Es importante destacar que también se puede actualizar continuamente desde múltiples fuentes, incluidos sensores y levantamientos, lo que proporciona una representación casi en tiempo real de su estado, condición de trabajo o posición.

Por qué la nube y los gemelos digitales hacen una atractiva alianza.

Mientras tanto, la nube también ofrece una oportunidad importante para crear un entorno conectado y automatizado, que puede extraer el máximo valor de los zettabytes de datos recopilados por nuestro mundo moderno.

Los geocientíficos e ingenieros deben ser capaces de utilizar las herramientas adecuadas para el trabajo correcto. A veces, estas herramientas provienen de un único proveedor, pero, a menudo, no agregan niveles adicionales de conversión y manipulación de datos. La tecnología basada en la nube, cuando está vinculada a un gemelo digital, permite interfaces de datos fluidas entre proveedores de software. Esto elimina las tareas manuales de los flujos de trabajo de los usuarios y, así, reduce el potencial de retrasos y errores.

Con un potente gemelo digital y un soporte flexible en la nube para habilitarlo, las organizaciones pueden volverse proactivas en lugar de reactivas. En lugar de esperar a que ocurra un cambio, los propietarios y operadores pueden anticiparse a ese cambio y adoptar un enfoque proactivo para mantener los activos bajo su control y extender su vida, aumentar su resiliencia y contener sus presupuestos.

Para obtener la versión completa de esta función, con más ideas, consejos prácticos, sugerencias de productos y un estudio de caso, descargue nuestro libro electrónico.

Control del terreno
Seis formas en que los proyectos de transporte pueden enfrentar los desafíos del subsuelo

Vea nuestro nuevo libro electrónico

Descargar ahora