Skip to main content

Sigue siendo una verdad fundamental que la eficiencia y la productividad de una operación minera dependen de qué tan bien se comprenda la geología. Por lo tanto, muchas formas de datos deben incluirse en el análisis y ser fácilmente accesibles y utilizadas en los procesos, para que se realice su verdadero valor.

Cuando se tomaron por primera vez fotografías de datos primarios como los cores y muestras, las imágenes eran más una forma de seguro contra pérdidas que cualquier otra cosa. Pero con el tiempo, estas imágenes han ido adquiriendo importancia y han aumentado su demanda de verificación, análisis y consenso y para tomar decisiones oportunas sobre el trabajo de campo. Incluso pequeñas mejoras en la toma de decisiones tomadas en esta etapa pueden tener un impacto significativo en el resultado final.

Sin embargo, el almacenamiento y el manejo de estas valiosas imágenes geocientíficas pueden ser caprichosos, incluso localizarlas puede ser un desafío con imágenes que a menudo se almacenan en servidores de archivos que son difíciles de navegar, mantener y buscar. Y cuando se les encuentra, compartir se convierte en otro problema. Enviar archivos grandes es doloroso para los perforadores que usan WhatsApp para comunicarse desde el campo o los geólogos seleccionan y copian minuciosamente las imágenes en su computadora portátil para llevarlas a las reuniones con la esperanza de que sean las más importantes. ¿No sería mejor si los tuviera todos? Y si la fotografía está mal capturada, ¿qué confianza puede tener en lo que está mirando? Hay soluciones que mejoran la captura de imágenes, pero eso es solo una parte del proceso, está la catalogación, un trabajo tedioso si se hace manualmente, y luego la conexión de imágenes de manera efectiva con otros procesos, como el modelado, para una mejor toma de decisiones más informada.

Y a medida que la disponibilidad y el tipo de datos continúan disparándose, particularmente con el hardware como los sensores cada vez más baratos, los propietarios de los datos se enfrentan a nuevos desafíos. Pero a menudo la carga de administrar los datos recae en los menos experimentados, lo que los distrae de su enfoque principal y genera más ineficiencias.

La tecnología como facilitador

Entonces, ¿qué se puede hacer para resolver el problema de administrar y extraer valor de los datos de imágenes para que la industria pueda concentrarse en seguir adelante con los negocios? Seequent ha sostenido durante mucho tiempo la opinión de que la tecnología debe ser el facilitador y no el motor del cambio. Como dice el director de segmento de Exploración y Gestión de Recursos de Seequent, Rob Ferguson, “Queremos liberar al geólogo para que sea lo mejor que pueda, este es el espíritu detrás de todo lo que hacemos. No queremos que los geólogos asuman tareas más tediosas, queremos que el geólogo pueda pensar primero en geología y en segundo lugar en software «.

Aquí es donde la solución en la nube Imago entra en juego. La plataforma basada en la nube de Imago consolida imágenes de cualquier fuente, las transforma en información significativa y las conecta con la actividad geológica o minera adecuada. Los usuarios pueden acceder fácilmente, compartir, integrar y extraer conocimientos de sus imágenes geocientíficas de alta calidad y, en el proceso, reducir costos y errores, ahorrar tiempo, facilitar la auditoría y mejorar la calidad de la imagen. Los usuarios totalmente agnosticos* se conectan sin problemas con otro software, optimizan y crean nuevos flujos de trabajo y toman decisiones con más confianza. Y al establecer una captura y categorización consistentes de imágenes de alta calidad, Imago puede poner en funcionamiento el aprendizaje automático, desbloqueando aún más valor y oportunidades de los activos de imagen.

* Totalmentne agnostico incluye – Hardware, datos de cliente y plataforma ML.

Como dice el fundador de Imago, Federico Arboleda, “La geología se simplifica. El almacenamiento está integrado en una cadena de valor de gestión de imágenes mucho más amplia, lo que brinda beneficios geológicos dentro de un contexto geológico, donde sea que necesite democratizar la percepción visual. Por ejemplo, si las principales empresas mineras están perforando en 18 países, necesitan que esos 18 países trabajen todos de la misma manera y deben mantenerse al día con las perforaciones. Si la gerencia necesita revisar el core, pueden simplemente iniciar sesión en su portal Imago y ayudar con la toma de decisiones y colaborar y comunicarse en un nivel diferente. Esto ha sido particularmente relevante durante la pandemia cuando los viajes son un problema. No necesitan estar físicamente allí y pueden acceder a los datos tan pronto como se sincronizan con la nube».

Imago Capture funciona sin conexión o en línea, lo que lo hace adecuado para sitios de exploración móviles, así como para cobertizos de cores en entornos mineros maduros. Cuando está en línea, las imágenes se sincronizan con el portal Imago del usuario, lo que las hace disponibles instantáneamente para los equipos de geología y administración. La visualización es rápida y de alto rendimiento, los usuarios pueden cargar en resolución completa la parte de la imagen que están viendo actualmente con una navegación rápida y fluida. La tecnología y la arquitectura abiertas de Imago significan el acceso a imágenes de alto rendimiento a través de cualquier navegador web. Como explica Federico, “Si, por ejemplo, un usuario siente curiosidad por un contacto, vena o falla en uno de sus DH, puede simplemente ir al navegador e iniciar sesión en su Portal Imago, donde la plataforma está optimizada para mostrar miles de Gb imágenes superrápidas».

Imago se fundó para ayudar a las empresas mineras a gestionar el gran volumen y tamaño de las imágenes geocientíficas y desbloquear su valor, en contraste con otros proveedores que se centraron en incluir hardware propietario como parte de su oferta principal. Imago es la única solución totalmente agnóstica tanto en hardware como en integración, que permite que las imágenes se integren sin problemas con datos geológicos y herramientas de modelado de elección, como Leapfrog, Micromine, Datamine, Surpac, Vulcan, Oasis montaj, acQuire y muchas más.

Federico dice: “Los usuarios pueden exportar mallas 3D y abrirlas dentro de sus herramientas de modelado, ver bandejas de cores o imágenes de fondo de pozo linealizadas junto con perforaciones, lo que le brinda una herramienta para acercar y alejar rápidamente una profundidad particular a la velocidad de Google Maps. Este acceso instantáneo y rápido a las imágenes proporciona una gran cantidad de información para respaldar la interpretación y el modelado. Sin esta integración, los usuarios se quedan confusos al intentar utilizar archivos para integrarlos con sus paquetes de modelado «.

Apertura de datos

La tecnología y la arquitectura abiertas de Imago significan que los usuarios son propietarios de los datos y pueden acceder a ellos donde y como quieran. Esta arquitectura abierta (API) también significa que es fácil agregar nuevas integraciones. Seequent ve la oportunidad de integrar Imago aún más en otras industrias para ayudar a los geocientíficos e ingenieros a resolver los desafíos de la tierra, el medio ambiente y la energía. El reconocimiento de la importancia de esta apertura e interoperabilidad es una fuerza impulsora en Seequent. Cualquier solución de gestión de datos debe facilitar la interoperabilidad abierta y la provisión de herramientas flexibles para la importación y exportación de datos. Como prueba de esto, los usuarios de Imago nunca deben temer perder el acceso a sus datos, en cualquier momento durante o después de la terminación de la suscripción, los usuarios pueden descargar sus datos de manera ordenada utilizando las herramientas de Imago.

Rob Ferguson agrega: “Somos conocidos por la facilidad de uso y la apertura hacia los datos, queremos que los geólogos tengan la visión más holística de sus datos como sea posible. Continuaremos llevando esto más allá y podremos consumir aún más conjuntos de datos generacionales y nuevas tecnologías».

En la búsqueda de esto, Seequent sigue siendo un miembro colaborador clave de la iniciativa de minería abierta del Grupo Global Mining Guidelines (GMG), que está creando un estándar abierto para la información minera.

Machine Learning – AI

Pero Imago cierra el círculo ofreciendo una etapa más en su gestión de datos. Mediante el establecimiento de una captura consistente de imágenes de alta calidad en Imago Portal, es posible integrarlas con los flujos de trabajo existentes e identificar problemas para resolver con el aprendizaje automático (ML). Los algoritmos utilizan estadísticas para encontrar patrones en cantidades masivas de datos, en este caso los múltiples archivos masivos que componen las imágenes geocientíficas. Dado que estas imágenes geocientíficas se almacenan digitalmente, pueden introducirse en un algoritmo ML, que de forma sencilla encuentra el patrón y lo aplica. Imago opera este aprendizaje automático preparando los datos de imagen para el aprendizaje automático y el usuario aún conserva el control total y la propiedad de los datos, en marcado contraste con la experiencia de aprendizaje automático más común en la minería, que a menudo se basa en proyectos de consultoría en los que se devuelve información estática. Existe una oportunidad futura para que Imago automatice la clasificación de condiciones centrales y más.

Rob Ferguson de Seequent concluye: “Cuando se considera que 100.000 metros de perforación pueden crear 30.000 imágenes en más de 100 MB cada una, no es difícil ver el problema y también reconocer la oportunidad. Imago proporciona la forma eficaz de gestionar y extraer valor. Es la mejor alternativa a mirar en el cobertizo de cores y sus imágenes de alta resolución están disponibles en cualquier momento a través de la nube y para su uso de prácticamente cualquier forma que desee. Vea, comparta y colabore, utilícelo en su modelado o en el aprendizaje automático para automatizar tareas repetitivas, proporcionar predicciones y liberar al geólogo para que se concentre en la geología. Esto desbloquea un potencial significativo para la minería y también otras industrias para transformar los datos fotográficos en información significativa para las actividades geocientíficas».